Mensaje Coordinadora General

INPAVI trabaja por y para los que más lo necesitan, haciendo parte a cada componente de nuestra sociedad: estudiantes, profesionales, amas de casa, representantes políticos, técnicos y expertos sociales,  empresarios… de todas las edades, desde adolescentes, mayores, jóvenes…  y de cualquier contexto sociocultural, tales como personas de otros países que han encontrado un lugar donde servir a la sociedad que les acoge, familias de barrios muy necesitados y/o pertenecientes a minorías que han podido encontrar en INPAVI un lugar donde ser útiles a su entorno, y actualmente familias que nunca necesitaron ayuda pero que ahora se ven en dificultados económicas, pero aún así pueden, todos ellos, DAR y sentirse útiles, lo cual les produce una gran satisfacción personal.

Nuestro lema es Ven… Echamos una Mano, si necesitas ayuda ven queremos ayudarte, si necesitas ayudar ven te invitamos a que eches una mano a otros.

Por ello, INPAVI es un lugar de encuentro entre los que necesitan ayuda y los que necesitan ayudar, es una FÁBRICA DE OPORTUNIDADES, oportunidades para ambos colectivos. Cada acción que realizamos se convierte en una oportunidad de mejorar la calidad de vida de aquellos a los que servimos y en una oportunidad de servir y DAR echando una mano a otros.

La motivación para realizar nuestra labor es EL AMOR. Amar es satisfacer necesidades sin esperar nada a cambio, en INPAVI deseamos dar ese tipo de amor a las personas, servirles satisfaciendo sus necesidades (materiales, laborales, familiares, emocionales…) sin esperar nada a cambio. Ahora bien, nuestra ayuda no es asistencialista, sino una ayuda INTEGRAL y TRANSFORMADORA, perseguimos un CAMBIO de la situación en la que se encuentran las personas, siendo imprescindible que las mismas se comprometan a dicho cambio asumiendo su responsabilidad.

“Estamos en crisis”, es la frase que por donde quieras que vayas se escucha en boca de todos, en la tele, en la radio, en la prensa, en reuniones de trabajo, en los vecinos, en la familia… Es cierto, estamos en crisis. Desde INPAVI cada día recibimos más y más personas en crisis, y cada vez contamos con menos recursos económicos y materiales para atender la demanda que nos viene. Esta situación es muy dura, ver familias desmoronadas por la situación, familias que nunca antes se han visto con necesidad de pedir ayuda como alimentos, ropa… En muchos casos esto les lleva a sentirse muy frustrados, llenos de temor e inseguridad, lo cual les lleva a una situación de crispación constante afectándoles personalmente e incluso en sus relaciones de pareja, con los hijos…

INPAVI no puede darles una casa, no puede darles un trabajo, no puede resolver sus problemas económicos… pero si podemos ayudarles dándoles herramientas que les permitan pasar por la crisis sin ser derrotados. Sí les podemos dar apoyo a cada miembro de la unidad familiar para que puedan recuperar la esperanza, para que puedan manejar las tensiones y frustraciones de una manera constructiva, sí les podemos llevar a un cambio de mentalidad, viendo la situación que les rodea desde un ángulo diferente y que les permita tomar decisiones que aceleren su proceso de cambio.

Ahora más que nunca, las personas necesitan ver que en esta vida lo importante no es lo que tengo, lo que hago, donde vivo, donde trabajo…, sino ver más allá, saber diferenciar lo frívolo de lo transcendente, la crisis nos ayuda a evaluarnos y replantearnos cómo vivimos. En medio de la crisis INPAVI dice que SÍ SE PUEDE, sí se puede dar luz en medio de tinieblas, sí se puede sumar esfuerzos y dar lo mejor, sí se puede seguir ayudando al que más lo necesita… SI SE PUEDE.

Ser voluntario/a es una manera de TRASCENDER en esta sociedad y queremos decirte GRACIAS!, gracias a todo el equipo que hace posible que INPAVI sea una ayuda real, eficaz y transparente y gracias a todos los voluntarios/as que hacéis posible esta labor, gracias por cada minuto, hora, día en los que estáis sirviendo, gracias por vuestro tesón, gracias por el cariño con el que lo hacéis, gracias por dar sin esperar nada a cambio, gracias por dar lo mejor, gracias por estar SIEMPRE!

Para finalizar y en nombre de todas las personas que está siendo ayudadas por INPAVI, quiero dar las gracias a todas aquellas personas e instituciones que nos apoyan y colaboran con diversos recursos, medios, servicios… para que todo esto sea posible.